¿Cómo reclamar la devolución del IRPF de la maternidad o paternidad por internet de los años 2014, 2015, 2016 y 2017?

La Agencia tributaria (AEAT) ha habilitado un formulario online que facilita la reclamación a Hacienda.

Hacienda debe devolver lo pagado de más en el IRPF por las prestaciones de maternidad y paternidad. Esta devolución responde al hecho que el Tribunal Supremo declarase exento del pago del IRPF las prestaciones por maternidad y paternidad percibidas de la Seguridad Social con carácter retroactivo para prestaciones recibidas desde el 2014. Estas son las claves de la sentencia del alto tribunal y los pasos para reclamar con éxito las cuantías indebidamente cobradas. Por lo que a las anteriores se refiere, Hacienda las considera prescritas y por lo tanto no se devuelven (cuatro años de prescripción es lo que se aplica).

Igual que todo procedimiento administrativo, debe iniciarse un expediente de devolución de ingresos indebidos. Hoy en día, a través de Internet es muy fácil y no es necesario presentarse al organismo de forma física (donde también se puede tramitar con cita previa). Online, debe hacerse la petición de la devolución mediante el formulario habilitado desde la tarde del 3 de diciembre de 2018, para los años 2014 y 2015 y, actualmente ya, para los años 2016 y 2017. En el formulario previsto, el perceptor de la prestación deberá indicar los años en los que ha percibido la prestación y un número de cuenta bancario de su titularidad, donde se abonará la devolución que proceda (calculada por la misma administración y que en todos los casos los importes a devolver podrán ser distintos, pues cada persona puede tener una retención del IRPF diferente según sus ingresos).

La Agencia Tributaria (AEAT) ha habilitado en su web un procedimiento muy sencillo para efectuar la reclamación a Hacienda de las retenciones indebidas en el IRPF para las prestaciones de maternidad y paternidad percibidas en el 2014, 2015, 2016 y 2017. INICIAR LA DEVOLUCIÓN DEL IRPF.

Para tramitar la reclamación se debe disponer de Cl@ve PIN, certificado electrónico u obtener un número de referencia (opción más fácil si el usuario no dispone de las otras dos opciones). Para conseguir un número de referencia hará falta introducir en la web de la Agencia Tributaria el DNI, su fecha de validez y la casilla 450 de la declaración del IRPF del 2016.

Según los cálculos de la OCU “para una prestación de 5.681 euros en el 2015, la devolución oscilaría entre los 1.000 y 2.600 euros”. En general suele ser de la orden de una cuarta parte de los ingresos, pero esta proporción puede variar en función de su cuantía.

¿A quién afecta la sentencia del Supremo? La nueva jurisprudencia desde el 5 de octubre de 2018 establece que las prestaciones recibidas por una madre o un padre durante la baja disfrutada por el nacimiento de sus hijos deben estar “exentas del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPD)”. El Supremo entiende que la exención del pago del impuesto incluye la de maternidad por nacimiento, parto múltiple, adopción e hijo al cargo, y además su abasto “no se limita” a las concedidas por las comunidades autónomas o entes locales, sino que incluye todas las prestaciones por maternidad, sin distinción del órgano público del que se perciban. Las prestaciones afectadas son todas aquellas que provienen del permiso de descanso por el nacimiento de un hijo, adopción, tutela o acogida, y que causan que el contrato de trabajo quede suspendido interrumpiéndose la actividad laboral, según la sentencia.